domingo, 4 de agosto de 2013

U-boats en el Mar Caribe





 El Incidente 3208  (2ª Parte)
 Los  Contendientes
Este trabajo está inscrito en el Registro General de la Propiedad  Intelectual  de España con el número M-008568/2010. Para la reproducción parcial o total del presente trabajo deberá acreditarse debidamente la fuente: MAXIMINO GÓMEZ ÁLVAREZ, “EL INCIDENTE 3208: hundimiento del U-176”.



Por  Maximino Gómez Álvarez (Historiador y Vice-Presidente de la Asociación para la Investigación y Difusión de la Historia naval de Cuba)


El Caza submarinos cubano CS-13


El Caza submarinos cubano CS-13, fue construido en los astilleros Wheeler Yacht Company, Brooklyn NY[1], Estados Unidos en 1942 y destinado al servicio del US Coast Guard, otorgándosele entonces el número de amuras USCG83338. Como resultado de la firma de Acuerdo Naval y Aéreo entre los Gobiernos cubano y norteamericano, dicha embarcación fue transferida a través de Programa Lend- Lease a la Marina de Guerra cubana, adquiriendo a partir de entonces su nueva denominación, CS-13.
Estos CS (caza submarinos) transferidos a Cuba, eran embarcaciones de madera de 83 pies de eslora, 16 pies de manga y 4.5 pies de calado; con un desplazamientos de 45 toneladas, poseían para su propulsión, dos motores Sterling de 600 HP cada uno, con capacidad para 2.200 galones de gasolina y podían alcanzar una velocidad de 18 nudos. Estaban equipados con 2 plantas eléctricas Fairbanks Morse, radio goniómetro, sonda sónica y girocompás eléctrico. Como armamento, disponía de un cañón de 20 mm. y 8 cargas de profundidad. Su tripulación la componían 12 miembros. Dichas embarcaciones, por su velocidad y excelente maniobrabilidad la convertían en una eficiente arma antisubmarina, no obstante, en superficie resultaban extremadamente vulnerables al ataque de los u-boats y con escasas posibilidades de éxito en un encuentro de este tipo. En resumen, era una embarcación que ofrecía la capacidad de detección y respuesta de ataque ante la presencia de un submarino, siempre que contara con una tripulación debidamente adiestrada; dicha condición se cumplía perfectamente en el caso del CS-13 de la Marina de Guerra de Cuba.

La Flotilla de los 12 caza submarinos de la marina cubana fue organizada en cuatro Divisiones de tres unidades cada una; el mando de la Flotilla le fue asignado el Capitán de Corbeta Marcos Pérez Medina, quien se subordinaba directamente al mando del Estado Mayor General; a cada División se le asignó un Jefe, lo que permitía que cada una de estas pudieran, en un determinado momento, actuar de forma independiente y en coordinación con otra división o como Flotilla al completo. La cuatro Divisiones quedaron organizadas de la siguiente forma:

·         División nº 1, integrada por los caza submarinos CS-11, CS-12 y CS-13 bajo el mando del Tte. de Navío Ramiro Ceballos Sigarroa

·         División nº 2 integrada por los cazas submarinos CS-14, CS-21, CS-22, bajo el mando del Tte. de Navío Rafael Valiente Griñán.

·         División nº 3, integrada por los cazas submarinos CS-23, CS-24, CS-31, bajo el mando del Tte. de Navío, Osiris Pérez Soto 

·         División no. 4, compuesta por los caza submarinos CS-32, CS-33, CS-34, bajo el mando del Tte. de Navío Mariano Franco Gancio.

La primera e histórica tripulación del CS-13 quedó integrada de la siguiente manera:


Alférez                      Mario Ramírez Delgado          Comandante
Alférez                      Carlos Cuadra Garrote             2º Comandante
Cabo                         Cesáreo Barcelar Corbillón       Fogonero-maquinista
Marinero de 1ª           Luis Valdés Martínez               Contramaestre
Palero                         Juan Pérez Hernández              Fogonero-maquinista
Marinero de 2ª           Santiago Rodríguez Ávila        Timonel
Marinero de 2ª           José Rubiera Quintana              Timonel
Marinero de 2ª            Eligio Carcacés Gutierrez        Artillero
Marinero de 2ª            Luis Veranés Casasús               Señales
Marinero de 2ª            Andrés Abela Arosteguí           Operador de Sonar
Marinero de 2ª            Roberto Bayona Otero              Cocinero


Caza submarino cubano CS-13, responsable del hundimiento del U-176.


 Tripulantes del caza submarinos cubano CS-13 responsable del hundimiento del U-176, los operadores de sonar Abela Aróstegui y Noberto Collado aparecen vistiendo de civil, pues en la época de la instantena habían sido licenciados de la Armada.

Entonces, todavía Norberto Collado Abreu no formaba parte de la tripulación de la histórica embarcación. En realidad e inexplicablemente, Collado no había sido asignado a ninguna de las tripulaciones de los caza submarinos, sino que se le destinó al transporte “Columbia”; fue Andrés Abela, su antiguo compañero, quien le comentó al Alférez Ramírez, comandante del CS-13, quien era Collado y sus increíbles cualidades como operador de sonar. Fue así que el Alférez, gestionó la inclusión del marinero Norberto Collado en la tripulación del CS-13. De este modo quedó formada una de las tripulaciones más capaces con las que haya contado jamás la Marina de Guerra de Cuba.
Es digno destacar que el CS-13 cubano y su tripulación se enfrentaron a una sofisticada maquina submarina que le superaba en técnica de combate e incluso en preparación de sus tripulantes, dado la experiencia adquirida por dicho submarino en el cumplimiento de sus anteriores misiones. Sólo la pericia del Alférez Ramírez, la calidad de la formación técnica de la tripulación, la condición humana de los hombres bajo su mando y la decisión de estos de enfrentar y vencer al enemigo, pueden explicar el éxito alcanzado por la pequeña embarcación. El U-176 disponía, además, de la ventaja que le proporcionaba la tecnología, la de su posición para emboscar y el factor sorpresa; quizás la forma en que asumió el enfrentamiento no fue el correcto y antes que sumergirse, debió presentar combate en la superficie, donde hubiera contado con ventaja en la superioridad de su armamento, pero este punto de vista tendría que ser objeto de análisis táctico por parte de especialistas en guerra submarina. 


El U-boat  U-176

El U-176 era un submarino del tipo IXC de largo radio de acción, su construcción fue ordenada el 23 de diciembre de 1939 a los astilleros Deutsche Schiff und Maschinenbau AG (AG Weser) Bremen y botado al agua en solemne ceremonia el 12 de septiembre de 1941.
Los astilleros alemanes construyeron un total de cincuenta y cuatro submarinos del tipo IXC, ellos fueron los U-66, U-67, U-68,U-125, U-126, U-127, U-128, U-129, U-130, U-131, U-153, U-154, U-155, U-156, U-157, U-158, U-159, U-160, U-161, U-162, U-163, U-164, U-165, U-166, U-171,U172, U-173, U-174, U-175, U-176, U-501, U-502, U-503, U-504, U-505, U-506, U-507, U-508, U-509, U-510, U-511, U-512, U-513, U-514, U-515, U-516, U-517, U-518, U-519, U-520, U-521, U-522, U-523  y  U-524.
Los IXC eran uno de los submarinos más modernos de su época, que lo convertían en una excelente maquina bélica; entre sus características técnicas más destacadas se observan las siguientes:
Tripulación:                                56 tripulantes
Longitud:                                    76,76 metros
Manga:                                         6,76 metros
Calado:                                        4,7 metros
Altura:                                          9,4 metros
Desplazamiento en Superficie:    1120 toneladas
Desplazamiento Sumergido:       1232 toneladas
Velocidad en Superficie:             18,3 nudos por hora
 Velocidad Sumergido:                7,3 nudos por hora
Rango en Superficie:                   21.520 kilómetros a 10 nudos
 Rango en inmersión:                  100,8 kilómetros a 4 nudos
Tiempo Inmersión:                      35 segundos
Profundidad máxima:                  230 metros
Tubos Lanza-Torpedo:                 4
Bow Torpedos:                             18
Tubos de Torpedo Stern:              2
Torpedos Stern:                            4
Minas:                                          44 TMA o 66 TMB (suplente de torpedos)
Cañones de cubierta:                    1x 105mm SK C/28 L / 55 (110 proyectiles)
Cañones antiaéreos:                      1x 37mm Ubts LC/39 L / 83 (220 proyectiles)
                                                      1x 20mm C/30 L / 65 (1200 proyectiles)


 U-175 al mando de Reiner Dierksen saliendo del puerto de Loriente en Francia.



U-176 navegando rumbo a una nueva misión.


El U-176 le fue comisionado al Käpittanleutnant Rainer Dierksen, el 15 de Diciembre de 1941. Dierksen nació en Essenshausen, Baden-Württemberg, Alemania, el 24 de marzo de 1908 y murió en aguas cubanas el 15 de mayo de 1943. Dierksen ingresó en la Reichmarine en el año 1933 y desde 1938 hasta junio de 1940, fungió como Comandante del M-5 de la Primera Flotilla de Barreminas primero y más tarde como Comandante de la 32 Flotilla de Barreminas hasta marzo de 1941 en que comienza su entrenamiento en la fuerzas de u-boats, lo que duró hasta abril de 1941.
 Este Oficial, era un hombre de mar respetado por todos aquellos que le conocieron, tenía fama de ser un oficial extremadamente disciplinado, que exigía mucho de sí mismo y de sus subordinados y que exhibía un elevado sentido del deber y el sacrificio. Quizás su peor cualidad, era su carácter obstinado, lo que en no pocas ocasiones demostró, como durante la persecución del vapor griego Polydorus; esa aptitud tozuda, conllevó a que se produjeran  algunos altercados con miembros de su oficialidad, a la que no le admitía críticas, ni manifestaciones que contradijeran sus tácticas u órdenes.  

 Capitán de Corbeta Reiner Dierksen, comandante del U-176.


La tripulación del U-176 mantenía en conjunto una composición clásica, la edad promedio de sus miembros no rebasaba los 22 años de edad y la mayoría de ellos contaban con una excelente preparación para el ejercicio de las funciones para las que habían sido designados. Su entusiasmo juvenil y sus sentimientos patrióticos fueron deliberadamente manipulados por un grupo de dirigentes políticos y sus acólitos, imbuidos de un espíritu megalómano y guiados por la sed de venganza y el desprecio más absoluto al ser humanos.
Un ejemplo de esta generación de jovenes que podían haber tenido un futuro prometedor y sin embargo perdieron la vida en una monstruosa guerra, lo fue el joven Teniente Ingeniero Hartwig Freiherr von Maltzahn; este oficial del U-176, nació el 14 de febrero de 1916 en el estado de Wordarg en Pomerania; provenía de una familia de nobles, cuyos primeros ancestros se sitúan en el año 1194 . Según el testimonio de sus allegados, Hartwig von Maltzahn tuvo una infancia feliz, rodeado del cariño y afecto de sus padres y hermanos; siempre fue un niño alegre, cariñoso y algo travieso, al cual le gustaban los juguetes mecánicos y sobre todo la construcción de estos; ellos recuerdan, que su juego favorito lo constituía un Kit de elementos y piezas metálicas, con el cual solía armar diverso objetos mecánicos; esta pasión le llevará tiempo más tarde a iniciar sus estudios como ingeniero. En sus años mozos, quienes le conocieron lo recuerdan como un joven estudioso, tranquilo y muy sincero, con el que resultaba muy fácil desarrollar una conexión amistosa. Después de terminar satisfactoriamente los estudios de bachiller, Hartwig ingreso en la Marina donde cursó estudios como oficial técnico, prestando sus primeros servicios a bordo de un destructor en el Mediterráneo, para más tarde pasar a  servir a bordo de submarinos; en este cuerpo fue donde alcanzó el rango de Kapitänleutnant (Teniente) de la Unterseebooteflotille (flota submarina). Al  igual que el resto de sus compañeros de tripulación, antes de ser asignado a bordo del U-176 y guiado por un profundo sentido del honor y el deber, había jurado fidelidad absoluta al arma submarina en la que prestaría un inestimable servicio; sin embargo, su padre, Gerhard von Maltzahn, jamás fue un seguidor, ni admirador ferviente del régimen nazi y su líder Adolf Hitler; como tampoco lo fueron sus seis hijos que sirvieron en el ejército, la aviación y la marina, tres de los cuales, entre ellos, el propio Hartwig, no sobrevivieron a la guerra; pero a todos, sin excepción, les guiaba un concepto del patriotismo y un amor por la nación Alemana que habían aprendido y alimentado en el seno familiar. 

 El joven Kapitänleutnant (Teniente Ingeniero) del U-176, Hartwig Freiherr von Maltzahn, quien como tantos otros se vió envuelto en una monstruosa guerra. Cortesia Dankward Merderd.



Comandante del U-176:

Dierksen, Rainer                         Capitán de Corbeta

Tripulantes:

Becks, Wilhem                             Marinero                                
Beuche, Hans                               Marinero de máquinas        
Böhme, Werner                            Marinero
Bopp, Heinrich                            Marinero de máquinas                       
Bremer, Heinz-Georg Christ        Marinero de máquinas   
Brosch, Erwin                              Marinero torpedero
Bublitz, Kurt                                Contramestre
Budzik, Anton                             Marinero cabo 1ro.
Bugert, Wilhelm                           Técnico de máquinas
Buhmann, Otto                            Técnico de máquinas
Burghardt, Heinrich                     Marinero
Drexler, Ludwig                           Marinero 
Erlautzki, Kurt                             Marinero aprendiz
Federschmidt, Hans-Joachim       Guardiamarina
Fischer, Kurt                                Marinero
Gabel,Wilhelm                             Técnico de máquinas                      
Hahn, Joachim-Günther               Subteniente
Halle, Josef                                   Técnico de máquinas
Hauck, Kurt                                  Suboficial (piloto navegante)
Heinzelmann, Horst                       Marinero operador de  comunicaciones
Hessler, Karl                                 Marinero de máquinas
Hey, Hans                                     Teniente
Hildebrand, Erwin                         Técnico
Kattwinkel, Hans-Hermann           Guardiamarina
Kind, Wilhelm                                Electricista mayor
Klauer, Walter                                Marinero de máquinas
Kleinen, Leonhard                          Técnico de máquinas
Kurth, Josef                                    Suboficial
Liptorw, Engelbert                          Marinero aprendiz de máquinas
Lotze, Hans-Heinrich                      Teniente Ingeniero
Maltzahn, von Hartwig                   Teniente Ingeniero superior
Mayhack, Richard                           Especialista en comunicaciones
Mazur, Norbert                               Técnico de máquinas
Meissner, Heinrich                          Operador de comunicaciones, cabo telegrafista.
Oberer, Anton                                 Marinero de máquinas
Pfann, Peter                                     Marinero de torpedos
Ports, Otto                                       Contramaestre
Rah, Otto                                         Marinero de máquinas
Richter, Alfred                                 Marinero de máquinas
Römer, Helmut                                Marinero de máquinas
Schmidt, Otto                                  Especialista en comunicaciones
Schmitz, Peter                                 Técnico de máquinas
Schulze, Fritz                                   Marinero de máquinas
Seidensticker, Alfred                        Marinero
Selbing, Gerhard                              Marinero aprendiz de máquinas
Sickert, Werner                                Marinero de máquinas
Solau, Rudi                                      Marinero de máquinas
Sommer, Herbert                              Marinero
Stehrenberg, Herbert                        Ayudante de máquinas
Weinberg, Gerhard                           Marinero de máquinas
Wisiorek, Josef                                 Marinero
Wittig, Heinz                                    Técnico de torpedos


Durante su trayectoria de servicio, el Korvettenkapitänt Reiner Dierksen recibió las siguientes condecoraciones:

-Cruz de Hierro de 2da. Clase (1940)
-Insignia de Guerra de Barreminas (1940)
-Cruz de Hierro de 1ra. Clase (3 octubre de 1942)
-Insignia de Guerra 1938 (19 de febrero de 1943)
-Cruz de Oro Alemana póstuma (7 de junio de 1944)


Algunos órganos de prensa e incluso en internet, se ha difundido la noticia de que en año 2002, un equipo de investigación que intentaba localizar el área de hundimiento de un antiguo galeón español, dio con los restos del submarino U-176, situándolo entre 800 y 900 pies de profundidad; Norberto Collado Abreu ex operador de sonar del CS-13, señala en sus memorias que durante unas competencias de buceo dicho hallazgo fue confirmado por un submarinista de nacionalidad chilena, pero ambas informaciones han resultado ser absolutamente falsas. El U-176 está esperando a ser localizado todavía, en el mismo sitio donde cayó el día que lo hundiera la CS-13. Nadie lo ha visto, ni el chileno que menciona Collado en su libro, ni la expedición que buscaba galeones en Cuba entre el 2000 y el 2004. Se ha hablado en ocaciones de la posibilidad de realizar la filmación de dicha embarcación, pero sería necesario primero su localización, pero además, debido a la profundidad en que se encuentran los restos del submarino, se hará necesaria la utilización de cámaras submarinas operadas por control remoto y otros equipos especiales de alta tecnología.
A principios de 1997, el Sr. Dierksen, hijo del Comandante del U-176 escribió una carta a la Oficina del Historiador de la Ciudad Eusebio Leal Spengler, interesándose por saber si el U-176 había sido recuperado, dicha carta fue transferida al Vice-Almirante Pedro Pérez Betancourt a la sazón Jefe de la Marina de Guerra cubana. Sea cual sea la respuesta que el hijo del Comandante alemán recibiera entonces, lo cierto es que dicha embarcación probablemente se encuentre en un emplazamiento cercano mismo lugar de su hundimiento con los restos de sus 53 tripulantes. A principios de 2009, el Sr. Christopher Jumpelt de la Productora TV21 de Berlín, sostuvo contactos con este autor con relación a una posible colaboración en la investigación del U-176, pues estos Estudios, tenían la intención de realizar un documental en coordinación con la Universidad de Colonia, cuyo proyecto pretendía contemplar la hipotética posibilidad de reflotar dicha embarcación, algo poco probable.

 



[1] La Wheeler Yacht Company, fue fundada por Howard E. Wheeler y establecida en el puerto de Brooklyn en New York a mediado del siglo XIX. Durante la 1ª Guerra Mundial, como otros constructores de barcos, construyó varios caza submarinos. Durante la 2ª Guerra Mundial, una vez más asumió dicha responsabilidad, construyendo varios barreminas y 230 buques de patrulla para el servicio de Guardacostas estadounidense (USCG). La compañía durante la guerra abrió una nueva instalación en Whitestone, NY. Finalizado el conflicto, los astilleros de Brooklyn fueron clausurados, transfiriéndose todas sus operaciones al Astillero de Whitestone.