sábado, 28 de septiembre de 2013

U-BOATS EN EL MAR CARIBE




HUNDIMIENTO DEL FEDERAL




Por  Maximino Gómez Álvarez (Vice-Presidente de la Asociación para la Investigación y Difusión de la Historia Naval de Cuba.
(historiador y asesor del International Maritime Foundation)


El día 30 de abril de 1942, el mercante norteamericano “Federal”,  capitaneado por Walter Furst   navegaba sin escolta a la velocidad de 8 nudos en dirección a un puerto cubano con la intención de cargar mieles. Poco antes de las 11:30 horas, desde el puente, uno de sus oficiales avistó a lo lejos la presencia de un submarino a poco más de 3 millas, por lo que  la embarcación comenzó a navegar describiendo zig-zag en franca maniobra de evasión y con la intención de alcanzar tierra en busca de abrigo.
Cerca de 12:00 horas y a escasas 5 millas del pueblo de Gibara el submarino U-507 al mando del Capitán de Fragata Harro Schacht emergió a superficie y comenzó a disparar con su cañón de cubierta; el mercante intentó desesperadamente evadir el fuego del u-boat, pero sus certeros disparos hicieron detener bruscamente al carguero; los primeros proyectiles hicieron impacto  atravesando el compartimiento de la tripulación  causando la muerte del jefe de cocina e hiriendo a otros marineros; el submarino comenzó a moverse en círculo alrededor del mercante sin dejar de cañonearlo, maniobra que fue aprovechada por un grupo de marineros del “Federal” para echar un bote al agua alejándose del lugar, el resto de los sobrevivientes, incluyendo al capitán lo hicieron en dos balsas de salvamento. Todo este macabro espectáculo fue presenciado desde la costa de Gibara, por cientos de vecinos que se agolparon a lo largo del litoral y desde las ventanas y azoteas de los edificios, mientras el U-507 continuaba disparando decenas de proyectiles. Cerca de las 13:00 horas, el buque tanque comenzó a hundirse de popa, alzándose de proa, para luego comenzar a inclinarse a babor hasta volcar completamente con su chimenea hacia abajo, desapareciendo  pocos segundos más tarde.

Buque tanke "US Federal" hundido por la acción del U-507.  a sólo 5 millas de Gibara al norte de la Provincia de Oriente en Cuba.

KTBs, Diario de Guerra del  U-507 relativo al hundimiento del USS "Federal". Cortesia Eric Wilberg, de su obra “U-Boats in the Bahamas”, ver: (www.uboatsbahamas.blogspot.com).


Durante el curso del ataque y desafiando el peligro, la goleta de Bahamas “Ival” (capitán Rupert Bowleg Jr.) y el Yate británico “Priscilla” se aproximaron al lugar del encuentro con el fin de rescatar a los náufragos, cuando aún el submarino disparaba al mercante a punto de hundirse; desde la costa, un radioaficionado nombrado Armando López Pérez transmitió toda la información del suceso a la Ciudad de Santiago de Cuba y de allí otro radioaficionado nombrado Héctor Miranda Sabión informaba a través de su planta CLN a la Base Naval de Guantánamo. Igualmente, el alcalde de la Ciudad de Gibara, el Sr. Ramón Fernández Tauler, a través de telefonía, pidió a también auxilio a la Base de Guantánamo, que en un primer momento pensaron que se trataba de una broma.
Después de hundirse el “Federal”, los artilleros del submarino se introdujeron por la escotilla de la nave y ésta se sumergió poco después ante la mirada de los tripulantes de las dos embarcaciones que habían acudido al rescate de los sobrevivientes, en tanto que llegaban al lugar varias aeronaves que sobrevolaron el escenario del hundimiento en busca del submarino sin resultado alguno. Durante el regreso a tierra de las embarcaciones que habían realizado el rescate, éstas  se cruzaron con el buque de transporte US Navy  transport  Yarmouth”  (en la cubierta del buque se agolparon decenas de de pasjeros vestidos con uniforme de personal sanitario) con el cual se comunicó el Capitán Walter Furst  con la utilización de un megáfono, informando de todo cuanto había acontecido y señalando la dirección que había tomado el submarino, así como del bote donde habían algunos tripulantes heridos. 
Cerca de las 16:30 horas el ”Ival” y el ”Priscilla” arribaban a uno de los muelles del puerto donde le aguardaban centenares de personas, en tanto que el bote de salvamento alcanzaba Cayo Caletones dos horas más tarde, cuyos ocupantes, entre ellos, los heridos fueron trasladados en un vehículo hasta el hospital de la ciudad de Gibara, donde uno de ellos en extrema gravedad, fue atendido por el Dr. Pedro Garrido, quien a su vez decidió que este  marinero, un ciudadano de origen filipino nombrado Arsenio L. Perdiz fuera trasladado hacia el Hospital de Holguín. Allí, a pesar de ser intervenido quirúrgicamente por el destacado cirujano,  Dr Ochoa Santisteban, el marinero herido fallecia dos días más tarde producto de las graves heridas recibidas. De esta forma, de los 33 tripulantes que integraban la tripulación del “Federal”, 28 lograron salvar sus vidas.
Al año siguiente, el 13 de enero de 1943, el U-507 fue hundido al noroeste de Natal, Brasil como resultado de las cargas de profundidad lanzadas por el US Catalina (VP-83/P-10), falleciendo todos sus tripulantes.

Fuentes:

*Wilberg, Eric, “U-Boats in the Bahamas”, cuyo lanzamiento está previsto para el próximo año 2014.
*Resumen oral del Informe de la Capitania del Puerto de Gibara. 
*uboat.net

Oficinas AIDHNC Asociación para la Investigación y Difusión de la Historia Naval de Cuba
En Europa:                   Pozo de las Nieves 1, CP 28850, Torrejón de Ardoz, Madrid. España.



En Estados Unidos:      1121 W Price Blvd # 170 North Port Fl. 34288. USA.  
E-mail:                          cchnavalhistory@hotmail.com
Twitter:                         @cubanheritage            


...........................................................................


viernes, 27 de septiembre de 2013

U-BOATS EN EL MAR CARIBE




EL HUNDIMIENTO DEL U-171
Por  Maximino Gómez Álvarez (historiador y asesor del International Maritime Foundation) 

El U-171 era un submarino alemán del tipo IXC, construido durante la 2ª Guerra Mundial para la Kriegsmerine en los Astilleros de la AG Weser, siendo botado al agua el 22 de julio de 1941 y comisionado el 25 de octubre 1941 bajo el mando del Kapitänleutnant Günther Pfeffer.

Después de un periodo de entrenamiento en la cuarta Flotilla de submarinos, el U-171 fue designado a la 10 ª Flotilla de submarinos para servir en primera línea de combate y para tal efecto, el 1 de julio de 1942, fue enviado a patrullar en el Mar Caribe y Golfo de Méjico.

 Tripulación del U-171 disponiémdose a realizar su 1ª patrulla.

 Tanquero mejicano "SS Oaxaca", primera víctima del U-171.

El 26 de julio de 1942, operando ya en el Golfo de Méjico, el U-171 hundió al buque mercante  de bandera mejicana “SS Oaxaca”, embarcación de 4.351 toneladas, en la posisción 28 ° 23'N 96 ° 08'W  próximo a Corpus Christi, Texas. El barco se encontraba realizando la travesía de Nueva Orleans a Tampico a través de Veracruz., cuando fue sorprendido por el submarino alemán, que sin mediar aviso alguno atacó, lanzando dos torpedos sin lograr dañarlo, por lo que acto seguido disparó otros dos más que impactaron en el costado delantero de la nave que comenzó a hundirse.; de los 45 tripulantes de la embarcación hundida, seis perdieron la vida. 

 La prensa se hizo eco de tragedia del buque mejicano.

 El 1º de agosto de 1942, aún patrullando las aguas del Golfo de Méjico, el U-171 fue sorprendido y atacado por un avión J4F-1 Widgeon del USSCG produciéndole daños de escasa consideración (durante años se pensó que aquel submarino era el U-166 y su hundimiento se le atribuyó equivocadamente a dicho avión; en realidad, como se comprobaría más tarde el U-166 fue hundido por la acción un patrullero de la Marina norteamericana, el PC-566).



Un avión J4F-1 Widgeon del USSCG como éste, atacó sin éxito al U-171 en aguas del Golfo de Méjico.


El U-171 continúo, hasta  el momento, su exitosa patrulla y el 13 de agosto, en la posición 28 ° 50'N 90 ° 42'W a escasas 25 millas de las islas Dernieres, Louisiana, torpedea al buque cisterna norteamericano de 6.769 toneladas, el  “RM Parker Jr” que transportaba agua como lastre. Después de lanzarle dos torpedos, el U-171 salió a la superficie y disparó al buque con su cañón de cubierta en 5 ocasiones, hundiéndolo; afortunadamente, en esta oportunidad todos los tripulantes, 44 en total, sobrevivieron y fueron rescatados horas más tarde  por el buque auxiliar de la Armada estadounidense “USS Pioneer”.

El buque cisterna nortemaricano “RM Parker Jr”, otra víctima del U-171.

El 4 de septiembre de 1942, este submarino registró otro éxito al hundir en la posición 23 ° 27'N 97 ° 30'W al petrolero mejicano de 6.511 toneladas, “Amatlán” que navegaba en lastre. Después de lanzarle varios torpedos sin hacer blanco, finalmente el buque  fue alcanzado por uno lanzado por el tubo de popa; de sus 34 tripulantes, 10 perdieron la vida.

 El último buque hundido por el U-171, el petrolero mejicano "SS Amatlán".

A punto estaba de iniciar el retorno a su base, cuando según reporte del Mando Alemán del 24 de septiembre de 1942: “…El U-171 y el U-164 le fueron suministrado combustible  (refueled) por el U-461…”(1). Luego continúa patrullando sin que se produzca otro encuentro. A principios de octubre inicia el retorno a su base y el día 9 de octubre de 1942, a las 13:00  encontrándose en el Golfo de Vizcaya, en la posición 47°39′N 03°34′W, cerca de Lorient, Francia, es hundido por efecto de una mina antisubmarina, falleciendo 22 de sus 54 tripulantes. Uno de los que salió ileso, lo fue su Capitán  Günther Pfeffer, quien sobrevivió al conflicto  y falleció en 1966.
Como consecuencia del hundimiento del U-171, el Estado mayor Alemán cursó instrucciones con relación a este tipo de evento: 

“… la pérdida del U -171 de Lorient cerca del punto L2 a unos 37 metros de profundidad muestra que los submarinos, incluso a profundidades mayores que 25 o 30 metros, se encuentran expuestos al  grave peligro de las minas. No se sabe si en este caso ha sido responsable del desastre una mina de campo  magnético o una mina acústica. En todo caso, hay que contar  con que  nada cierto se conoce en cuanto a la distancia en que las minas acústicas son eficaces. Por esta razón y con el fin de no poner en peligro a los submarinos que no tienen escolta, o están esperando por ella, se ha ordenado a los submarinos no cruzar la línea a menos de 50 metros de profundidad…”(2)

De esta manera, el U-171 terminaba su primera y única patrulla, después de 115 días ininterrumpidos en los que provocó la pérdida de tres mercantes. En 1999, los restos del U-171 fueron clasificados por el Gobierno francés como Cementerio Militar, por lo que está prohibida la práctica de buceo  aficionado en el mismo.


............................................................................


(1)NARA, National Archives and Record Administration, Diario de Operaciones.24 de septiembre 1942, Nº PG 32014, Roll Number 3981
(2)NARA, National Archives and Record Administration, Diario de Operaciones 9 de octubre 1942, Nº PG  30312A, Roll Number 3980.

Otras fuentes:
* uboat.net
*