viernes, 20 de septiembre de 2013

U-BOATS EN EL MAR CARIBE




Algunos records y hechos curiosos de la Guerra Submarina



Por  Maximino Gómez Álvarez  (Historiador y asesor del International Maritime Foundation)


Buque cisterna "Amatlán".

-El submarino alemán U-171  hundió al buque cisterna mexicano “Amatlan” en aguas del Mar Caribe. Fue necesaria la utilización de 10 torpedos para lograr finalmente hundirlo.

El dirigible estadounidense K-74, de la US Navy. Foto  NARA, National Archives and Record Administration.

-K-74 fue el único dirigible estadounidense en ser derribado durante toda la guerra submarina. Esta pérdida tuvo lugar durante la Batalla del Caribe.


"Polydorus", objeto de la persecución más larga de la guerra submarina. Foto Library of New South Wales.

-La persecución del carguero “Polydorus” por el U-176 (que fuera hundido por la Marina de Guerra cubana el 15/05/1943 en aguas del Caribe)  duró 50 horas y fue la cacería más larga escenificada por un submarinos durante toda la contienda.



Buque norteamericano convertido en transporte militar, "SS Coamo" hundido por el U-604 en aguas del Caribe.

-El buque de transporte militar “Coamo” (USAT) fue hundido en aguas caribeñas por el submarino U-604; llevaba a bordo 186 pasajeros y todos murieron en el ataque. Se considera la pérdida en hombres más grande registrada por los Estados Unidos en la Batalla del Caribe en un solo hundimiento.


El caza submarinos cubano CS-13. 

-Durante el encuentro del caza submarinos cubano CS-13 con el U-176, la 3ª carga de profundidad se atascó en la carrilera de lanzamiento debido a las capas de pintura que tenía la misma; en esos instantes decisivos, el ayudante de máquinas, el fornido marinero Juan Pérez sin apenas pensarlo y en sólo segundos, levantó con sus brazos  el pesado cilindro de la carga de profundidad, destrabándola, pudiendo de esta forma, finalmente, ser lanzada con éxito.


Superfortaleza B-29.

-A fines de 1944, la agrupación de superfortalezas B-29, denominado 509th Bombing Squadron USAAF, que se preparaba para el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Japón, comienza a entrenar intensamente en Cuba, realizando largos vuelos sobre la Isla y sus alrededores sobre el mar, con el objetivo de irse adecuando a condiciones similares a las que enfrentarían en el teatro de operaciones en el Pacífico.



Imagen del U-459 , primer submarino nodriza (vaca lechera) mientras realizaba una maniobra de trasvase de combustible a otro submarino.
 
-El primer submarino de abastecimiento, los denominados milchkühe (vacas lecheras), lo fue el U-459, este submarino estaba diseñado para el abastecimiento de combustible y lubricantes fundamentalmente; además de, transportar agua, víveres, municiones y piezas de repuesto para otros  submarinos. Las vacas lecheras servían igualmente, para en caso necesario, brindar asistencia sanitaria y realizar pequeñas reparaciones, para lo cual estaba dotado de pequeños tornos, fresas y otras maquinas-herramientas para la fabricación de piezas “in situ”.


El bisoño piloto Enrique Carreras junto a un  AT-6 Texan en los años de la 2da. Guerra Mundial.

En el verano de 1943  a bordo de un A-20 durante una misión de patrulla en las aguas entre Oriente y Camagüey  al norte de Cuba, el General de División Enrique Carreras Rolas, piloto recien graduado y el entonces teniente Alfonso Silva Tablada (ambos veteranos de Bahía de Cochinos en la aviación castrista), debían identificar los buques que navegaban en ese perímetro, reconociendo su numeral, bandera, nombre,  posición etc. lo que transmitían al mando de su base. Ese día, un 22  junio, al amanecer sobrevolaban en torno a un mercante al norte de la Bahía de Nipe, y  con nubes bajas y escasa claridad, avistaron una silueta de color gris metálico que sobresalía en la superficie y seguía un curso estable, no cabía entonces dudas, se trataba de un submarino. Sin perder ni un segundo de tiempo ejecutaron las maniobras necesarias para lanzarles las bombas y a continuación efectuaron varios pases de ametralladora y  creyendo que habían logrado hundir a la nave regresaron a su base. Sin embargo, no existía tal submarino, se trataba de un cachalote. Por aquella lamentable confusión tuvieron que rendir cuentas al Estado Mayor de la Aviación Naval.



.....................................................................